Los mejores paisajes desde nuestra camper

La belleza de lo salvaje

Una de las grandes ventajas de viajar con la casa a cuestas es la de poder disfrutar de un mayor contacto con la naturaleza y poder pernoctar en paisajes espectaculares. Abrir los ojos, y contemplar montañas, playas o desiertos increíbles. Más que una manera de viajar, es una forma de entender nuestro ocio. Y muy buena además. De entre el ranking de mejores paisajes de nuestra geografía para visitar en autocaravana, aquí os dejamos nuestros 5 favoritos. Los mejores paisajes desde nuestra camper.

RIAS GALLEGAS

Empezamos por el mar. Esta mano de Dios que adentra sus dedos sutilmente en el Atlántico tiene paisajes infinitos de bosques llenos de magia, de terrazas con viñedos, acantilados, faros imposibles, playas de arena blanca… Es sin duda uno de los paisajes más bellos de España.

De entre todos los paisajes maravillosos que hay para contemplar en estas Rías, quizá los cabos sean los más impresionantes. El Cabo Fisterra fue durante mucho tiempo el fin del mundo, y ese encanto sobrecogedor todavía se puede respirar al contemplar el océano desde él. Es un punto de visita obligado y lo mejor es, cuando las hordas de turistas ya se han ido, subir al Monte Facho y disfrutar de la soledad y la calma que dan las excelentes vistas. Además hay una pradera que es zona camper y punto de encuentro. 

La ruta de Cabo Udra a Cabo Home es un desfile de espacios naturales que incluyen la ría de Aldán, la Costa de Vela, para llegar la mítico Cabo Home y su faro que contempla las Cíes. Todo un espectáculo.

SIERRA DE GRAZALEMA (Cádiz)

Además de poder ver las vistas espectaculares de la ciudad de Ronda, increíble donde las haya, el Parque Natural de la Sierra de Grazalema es uno de los destinos más preciados entre los autocaravanistas por ser menos transitado y mostrar una Andalucía muy distinta a la que todos conservamos en la retina.

En primavera es una selva esmeralda, rota por los pueblos blancos y las cortijadas que enlazan la tierra y el cielo. El paisaje es dramático, misterioso y salvaje. Pueblos blancos colgados de sus laderas escarpadas y las vistas de El Tajo, ese desfiladero que nos muestra Ronda en todo su esplendor.

CABO DE GATA (Almería)

Aguas cristalinas en contraste con un paisaje desértico hacen de estas casi 30.000 hectáreas uno de los paisajes más admirados de toda la geografía nacional. Árido y salvaje, y perfecto para recorrer en camper. Además con una temperatura muy agradable casi todo año, salvo los rigores del verano.

Llegar a San Miguel y aparcar en primera línea de playa y poder pernoctar escuchando las olas del mar no tiene precio. Y ni qué decir tiene que la afamada Fabriquilla hace honor a su fama. Una playa enorme que termina en acantilados volcánicos y donde también se puede pernoctar en su parking para disfrutar de estos bellos paisajes cuando todos se han ido. La zona tiene algo de frontera y eso se nota. 

LAS BARDENAS REALES (Navarra)

Paisaje desértico. El desierto es quizá uno de los entornos más místicos donde dejar pasar las horas. Las Bardenas Reales tienen tres tipos de sendas, una para peatones, otra para BTT y otra para vehículos. Por ésta es por la que podemos ir a contemplar el Cabezo y las grietas que el mar dejó aquí hace millones de años. 

Esta es la parte de las Bardenas Blancas, llamadas así por el color claro de su tierra y son las más visitadas. Desde el mirador de la Blanca se puede contemplar toda esta tierra tan radical.

Las Bardenas Negras tienen mucha más vegetación y riscos simbólicos como el cabezo del Fraile. En todas las Bardenas hay diversos parkings para poder descansar. Aunque nosotros para pernoctar preferimos el área de autocaravanas de Arguedas

SIERRA DE GREDOS (Ávila)

El relieve marca la ruta. En un mapa, el macizo de Gredos se muestra como una fortaleza inexpugnable, una mole granítica culminada por el Almanzor, con sus 2.592 metros. Un espacio natural compacto, donde las carreteras se ciñen a los accidentes geográficos. Gredos es además una cordillera de referencias casi míticas para los montañeros, pero es el lugar perfecto para una primavera marcada por el azul del cielo y el amarillo de las laderas marcadas por el piorno. 

Aquí, la carretera permite tener siempre presente la sierra y descubrir algunos de los valles más bonitos de Castilla y León. 

Una buena opción es la de acceder desde el cruce de la N-502 a la altura de Arenas de San Pedro que, aunque no está en la misma carretera merece una escapada de unos kilómetros. Antes, se aconseja parar en Candeleda, uno de los pueblos más típicos y con mayor encanto del sur de Gredos, refugios de famosos y celebrities de la tele. 
El camino va por la carretera principal, entre prados de siega, piornales y arroyos y, abajo, el río que discurre entre chopos y fresnos. Con sólo salir unos metros de la carretera se contemplan algunos de los mejores ejemplos de la arquitectura popular de Ávila: pueblos con las calles adoquinadas y sus casas de piedra y teja. La zona de pernocta de Barco de Avila es perfecta para una parada.

Síguenos en nuestras redes sociales para estar a la última de las marcas de Erwin Hymer Group Ibérica, y no te pierdas toda la actualidad en nuestro blog.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

OTRAS NOTICIAS INTERESANTES

ERWIN HYMER GROUP

Una autocaravana es mucho más que un vehículo.
Redescubre el placer de perderte con la tuya con #ErwinHymerGroup