Los dinosaurios siempre están de moda

Los pequeños nos enseñan

En Parque Jurásico decían que la vida se abre camino, algo a lo que nos puede ayudar mucho nuestra autocaravana. La denominada ruta de los dinosaurios nos permite explorar en familia y bien acompañados nuestro pasado más remoto y aprender a la vez que nos divertimos en grupo. Esta ruta en la provincia de Soria nos lleva por algunas de las mayores concentraciones de yacimientos fósiles de estos animales del pasado, algo que fascinará a jóvenes y mayores. 

En la misma Soria, por ejemplo, ya tenemos un excelente prólogo de la aventura con el yacimiento de Numancia. Antes o después de la visita numantina, podemos explayarnos lo que queramos en la gastronomía y las calles de la propia ciudad, quizá cargando pilas para lo que viene después. Hay que saber que pisamos un enclave con historia ya en época de los romanos, con el ejército cercando once meses la ciudad en el 133. a.C. 

Por la carretera SO-615 cogemos camino hacia las Tierras Altas de Soria, camino de la localidad de Garray y, después, Yanguas. Nuestro objetivo es la ruta de las icnitas, que así se llama. Engloba la Sierra de Cameros, una zona muy poco poblada en el norte de Soria, preñadas de huellas de estas maravillosas bestias que poblaron la tierra antes que el hombre. Se trata de una de las áreas de mayor interés paleontológico de toda Europa, por lo que su reputación la precede en círculos académicos.

Las pisadas en el barro solidificadas de diversas especies de dinosaurios quedaron ocultas por el tiempo, pero los movimientos tectónicos y otros sucesos de la historia han ido logrando que emergieran de nuevo. Un fenómeno casi tan misterioso como las reviradas, estrechas y solitarias carreteras que recorremos en busca de aldeas, yacimientos o simplemente paz y tranquilidad. 

La ruta está muy bien estudiada y ofrece cuatro opciones distintas a los visitantes, cuatro itinerarios (Ruta Oeste, Ruta Este, y otras dos a lo largo de enclaves como Dehesa del Gallinero o los yacimientos de Serrantes y Valdegén). Todos ellos están muy bien definidos que se inician en el valle del Cidacos hasta el yacimiento de Salgar de Sillas. Tirando del hilo se suceden diversos yacimientos hasta llegar A Bretún, La Matecasa y Corral de la Peña.

Los muchos caravanistas que ya la han acometido la recomiendan, pero también aseguran que es adecuado ir bien avituallado de gasolina, agua y víveres, porque es probable que no encontremos en un buen trecho de carretera. Hay pueblos como San Pedro Manrique o Yanguas ideales para pasar una noche bien tranquila. Los responsables de la ruta, eso sí, han tenido a bien repartir réplicas de dinosaurios para señalizar el camino, amenizar la ruta a todos (especialmente a los niños) y ambientar un poco más la historia. 

La zona es perfecta para toda la familia. Pasando a territorio riojano. Encontramos el Balnerario de Arnedillo o el Parque temático de Enciso. Una opción de ocio que no tiene edad. Además hay varias zonas para autocaravanas. En Arnedillo, Calle Miguel del Pozo 1213. 

Si somos menos de rutas y más de parques temáticos, Dinópolis ha ido labrando su reputación poco a poco, durante 20 años, y desde Aragón. En realidad, el parque se divide entre un gran centro en Teruel y otros siete repartidos en siete localidades de la provincia, una herramienta espléndida para coger la autocaravana y recorrer las carreteras turolenses en busca de información jurásica. Cultura, ciencia y ocio se mezclan en un parque de atracciones como cada vez hay menos.

Dinópolis: Polígono Los Planos, S/N. 44002 Teruel (España). Tlf: 978 617 718, info@dinopolis.com

En Galve (Teruel), al fin y al cabo, se descubrió el legendario Aragosaurus, el primer dinosaurio español, por no hablar del Turiasaurus Riodevensis, en Riodeva, el dinosaurio más grande de Europa y uno de los mayores del planeta. Respecto al parque, éste se visita en unas seis horas y es la excusa perfecta para recorrer las carreteras de Teruel, por si acaso algún dinosaurio se ha escapado fuera del parque, como en la película.

Los responsables del parque han pensado en eso, y casi se diría que en nuestra autocaravana, y han diseñado una ruta por todas las localidades donde han repartido sus instalaciones con una tarifa unificada. Este itinerario está pensado para visitar en cuatro o cinco días la totalidad de las mismas, lo que nos dará también suficiente tiempo para conocer más cosas de Teruel. 

Ariño, Castellote, Peñarroya de Tastavins, Galve, Albarracín, Riodeva, Rubielos de Mora y el propio gran parque de Teruel han sido escenarios de diversos hallazgos que el equipo científico de Dinópolis ha sabido distinguir y separar para proporcionar una experiencia cultural y turística distinta e interesante para todos los miembros de la familia. La visita a las sedes menores no lleva más de una hora, pero podremos explotar la provincia y disfrutar del aire rupestre, tranquilo y alejado del ruido de estas joyas del entorno rural turolense.

Síguenos en nuestras redes sociales para estar a la última del sector de caravaning, y no te pierdas nuevos destinos en nuestro blog.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

OTRAS NOTICIAS INTERESANTES

ERWIN HYMER GROUP

Una autocaravana es mucho más que un vehículo.
Redescubre el placer de perderte con la tuya con #ErwinHymerGroup