De ruta por Valencia

información
de la ruta

ehg lugar
ehg ruta
ehg tiempo

Mar y naturaleza en autocaravana siempre es una buena opción

En otoño, los termómetros se vuelven más sensibles. Las cifras se vuelven más equilibradas y parece que podemos pensar con tranquilidad en un ocio más activo. ¿Mar o montaña? ¿Urbano o rural? Pues queremos un poco de todo, por eso, una ruta en autocaravana por Valencia sigue siendo una buena idea.

La ciudad de Valencia es urbana y moderna y al mismo tiempo marítima y natural. Un “completo” impecable que se posiciona entre los primeros puestos de planes apetecibles para hacer en autocaravana o camper van. Recorrer las calles de la ciudad que vio nacer y crecer a Sorolla, dormir con nuestra autocaravana frente al Mediterráneo son experiencias que hay que probar. Realmente, es una manera de entender de un modo diferente una salida de fin de semana.

Entre las paradas que los amantes del caravaning no podemos perdernos cuando queremos visitar el centro de esta ciudad están la catedral, las torres de Serranos y Quart, la plaza de la Virgen y la Basílica, la plaza de la Reina, el Mercado Central, la Lonja de la Seda, el animado barrio del Carmen, la plaza del ayuntamiento, los baños del Almirante, la plaza Redonda

Toda la historia de la ciudad queda reflejada en la arquitectura de estos rincones, fruto de distintas civilizaciones. Ir descubriéndolas a cada paso resulta un placer de los que quedan pocos. Ya en el siglo XVI decía el historiador argelino Al-Maqqari que Valencia era una ciudad perfumada por la abundancia de sus jardines. O que algunos de sus barrios se erigían como las mansiones más deliciosas de la tierra. Su descripción no ha quedado desfasada porque, efectivamente, mucho de eso queda en Valencia.

De visita a la Ciudad de las Artes y las Ciencias

Es el momento de poner rumbo a la Ciudad de las Artes y las Ciencias que entre otras cosas posee uno de los mayores acuarios del mundo, el espectacular L’Oceanografic. Una primera toma de contacto con el mar en este espacio es un auténtico regalo, aunque este complejo ofrece otras posibilidades igual de atractivas en cada una de las restantes instalaciones: el Hemisfèric, el mirador Umbracle, el innovador Museo de las Ciencias, el Palau de las Artes Reina Sofía – una buena sorpresa para los amantes de la ópera – y el Ágora.

Para los amantes del mar y la playa…

Pero para palpar y sentir lo cotidiano en Valencia, nada como un buen baño en la Malvarrosa, donde Sorolla pintó sus obras más valoradas. Cuentan que el propio pintor consideraba los cuadros que aludían a esta playa una especie de refugio al que acudir cuando estaba lejos de su tierra: decidió no poner a la venta esas obras porque prefería que decoraran su domicilio madrileño. En la Malvarrosa nos esperan kilómetros de arena fina y dorada donde se puede disfrutar de unos espectaculares atardeceres color malva y tomar una paella, que nos traen a nuestra propia autocaravana o camper van. Hay veces que no merece la pena cocinar y ésta es una de ellas. 

Disfrutar de la naturaleza también es posible

Asimismo, se pueden añadir decenas de espacios en los alrededores de Valencia pero quizá el que más medallas puede colgarse por méritos propios es el Parque Natural de La Albufera, el lago más grande de España y una de las zonas húmedas más importantes de la península ibérica. 
Sustento de pescadores y cultivadores de arroz, la Albufera valenciana es uno de esos paisajes que además de formar un marco espléndido ha dado como fruto una estupenda gastronomía. La buena fama de El Palmar, la isla al sureste de la Albufera, es el lugar perfecto para probar buenísimas paellas además de arroz a banda o el All i Pebre, que se elabora con anguilas del lago.

Si optamos por el interior, en menos de una hora nos podemos encontrar en un paraíso para los aficionados a la enología moderna. La tierra valenciana es fértil y famosa por sus viñedos desde hace más de 2.500 años. Aquí se bebe calidad. Siempre es un placer para los sentidos visitar algunos de los municipios. Viajar despacito y sin prisas requiere un estilo. Desde Camporrobles, Caudete de las Fuentes, Chera, Fuenterrobles, Requena y su Barrio de la Villa, Siete Aguas, Sinarcas, Venta del Moro hasta Villargordo del Cabriel. Un trayecto que disfrutaréis y, al mismo tiempo, podréis conocer toda la comarca. 

Además de las visitas a bodegas, también podréis disfrutar de las visitas culturales guiadas o las actividades de aventura. Si te consideras una persona con paciencia, no dudes en disfrutar del birdwatching que es lo mismo que la observación de aves. Una actividad preciosa en la que podrás conocer un poco más sobre las aves de la zona. 

El rafting, el barranquismo y el trekking no están descartados. Os recomendamos detenernos en Chera y disfrutar del Parque Natural de Chera -Sot de Chera. Un parque que se diferencia del resto porque aquí la geología es la protagonista. Es el tercer parque geológico de España y el único que existe en la Comunidad Valenciana. Un paraíso terrenal donde descansar y disfrutar de los paisajes.

¿Eres fan de las rutas en autocaravana? Descubre una amplia variedad de rutas en nuestro Blog y síguenos en Instagram para no perderte nada. ¡Te esperamos!

Comparte este artículo:

OTRAS NOTICIAS INTERESANTES

ERWIN HYMER GROUP

Una autocaravana es mucho más que un vehículo.
Redescubre el placer de perderte con la tuya con #ErwinHymerGroup