4 planes para disfrutar de la naturaleza con tu camper

Los bosques son lugares mágicos para viajar con niños. La vida que encierran en cualquier época del año son diversión asegurada para los más pequeños. Descubrir los micromundos de sus suelos, trepar a los árboles, vivir sus noches, cruzar sus ríos y caminar por sus umbrías es un privilegio que los camperistas podemos disfrutar de primera mano. El mundo de hadas, duendes, genios y tesoros secretos existe. En España, hay bosques preciosos donde pernoctar y con zonas camper para vivir una experiencia distinta y segura. Aquí os dejamos los mejores cuatro bosques para ir en camper con nuestra familia ahora en otoño.

LOS BOSQUES DEL MONTSENY (BARCELONA)

A tan solo 45 minutos de Girona y a una hora de Barcelona, el Montseny parece pensado para crear sueños. A tan sólo, 50 kilómetros de Barcelona está este impresionante parque natural de una belleza espectacular. Esta Reserva de la Biosfera es ideal para recorrer en familia. Su centro de interpretación nos recibe con un documental en 4D en el que podemos ver y sentir las cuatro estaciones en el parque.

El otoño es especialmente bonito en sus bosques y perfecto para descubrir en familia.

Sus rutas de senderismo son muchas y muy variadas, una de las más idóneas para hacer con niños es la ruta circular alrededor del Pantano de Santa Fe. Son 9 kilómetros por el borde del pantano y cruzando un hayedo precioso con saltos de agua. Si la temperatura lo permite, las piscinas naturales como la de la Riera de Sant Marçal, una poza de aguas cristalinas y con merendero al lado.

Al ser un espacio natural se puede pernoctar en cualquiera de los aparcamientos que hay. Son zonas muy tranquilas y muy cerca de las rutas marcadas de senderismo y entre árboles. También hay campings cerca, si prefieres una estancia más tranquila con los peques.

EL CASTAÑAR DE EL TIEMBLO (AVILA)

Entre los embalses de San Juan y el Burguillo, en el Valle del Alberche está el Tiemblo. En pleno Ávila, El Tiemblo es lugar de veraneo de muchos madrileños por su proximidad y sus paisajes.

El Castañar de El Tiemblo es el más extenso del Sistema Central. Visitarlo con niños y ver cómo dan sus frutos los castaños es una actividad otoñal muy didáctica para enseñar a los peques los frutos del otoño y la vida en el bosque. La ruta más normal para realizar con niños es la PR-AV54, un paseo circular en el que no solo se ven castaños, también avellanos, olmos, cerezos silvestres, brezos, acebos y sauces. El Castaño El Abuelo es un tronco seco y hueco de 500 años de antigüedad donde todos quieren hacerse fotos.

Para pernoctar, lo mejor es el área de autocaravanas de La Adrada, con 10 plazas y gratuita.

FRAGAS DEL EUME (A CORUÑA)

En A Coruña está Fragas del Eume, uno de los bosques atlánticos más grandes de Europa. Es un espectáculo maravilloso de vegetación exuberante, de bosques, cascadas y riachuelos. Aquí todo es verde y con ese ambiente entre melancólico y decadente que tan bien se da en Galicia.

Descubrir los micromundos de su ecosistema con los niños de seguro les dará una visión distinta de la vida del bosque, y a tener un mayor respeto por la naturaleza. Los líquenes, los musgos, los hongos y el micelio que habita en las raíces de los árboles… todo hace que Fragas del Eume sea un bosque encantado en el que la vida no cesa ni día ni noche.

Para dormir en Fraga del Eume, a unos 20 minutos del bosque hay un área de autocaravanas en Monfero con 12 plazas, con cambio de aguas y electricidad. También tiene merenderos con barbacoa, duchas, fregaderos y wc.

LA SELVA DE IRATI (NAVARRA)

En Navarra está uno de los bosques encantados más bonitos de España. Para viajar allí con la familia lo mejor es dejar la AC en el parking y entrar al parque con todos los sentidos bien abiertos. Posiblemente, uno de los lugares más bonitos de Europa para disfrutar del otoño. 

Las excursiones son muchas y todas ellas preciosas. Entre hayedos, por los valles de Aezkoa y Salazar, visitar la ermita de San Esteban y buscar al mitológico Basajaun y las Laminak, seres mágicos que habitan los ríos de Navarra. También podemos dar una vuelta a los numerosos dólmenes que están salpicados a lo largo del bosque.

A la entrada hay una zona de picnic y de descanso donde se puede pernoctar y poder escuchar los sonidos nocturnos del bosque.

Síguenos en nuestras redes sociales para estar a la última de todas las novedades del sector de las autocaravanas, y no te pierdas nuevos los nuevos destinos de nuestro blog.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

OTRAS NOTICIAS INTERESANTES

ERWIN HYMER GROUP

Una autocaravana es mucho más que un vehículo.
Redescubre el placer de perderte con la tuya con #ErwinHymerGroup