Murcia en autocaravana

información
de la ruta

ehg lugar

Murcia

ehg ruta

150 km.

ehg tiempo

2-3 días

De la Sierra de la Espuña a las calas de Águilas

Murcia es sol, playas, buena gastronomía, buenas carreteras para recorrer en AC y también es arte, patrimonio y montaña. Recorrer Murcia en autocaravana nos deja paisajes sorprendentes y salvajes como la Sierra de la Espuña, y playas idílicas como la costa de la calma en Águilas. Todo un escenario con ese toque tan murciano que lo hace diferente.

Podemos empezar el recorrido rodeando la Sierra de la Espuña. Un rincón natural de los más bellos que podemos encontrar, con montaña, clima mediterráneo, pinares inmensos y pueblos colgados en sus laderas. A 40 kilómetros de la capital y a 50 de la costa, la Sierra de la Espuña sorprende por su riqueza. Aquí el paisaje tiene un punto dramático que lo hace diferente. 

El primer pueblo que visitamos es Alhama de Murcia. Su imagen más reconocida es la de la silueta de su castillo recortándose en lo alto. Pero Alhama tiene mucho más. 2.000 años de historia la contemplan desde sus termas romanas y sus baños islámicos. Para visitarlos hay que ir al Museo Arqueológico Los Baños en las faldas del castillo. 

Continuamos ruta hacia El Berro, donde podemos empezar a disfrutar de la rica gastronomía murciana. 

Por la RM-515 nos adentramos en plena Sierra de Espuña para seguir con nuestro viaje, en este punto, gastronómico. En el pueblo de El Berro, justo al lado del camping donde podemos pernoctar con nuestra AC, está el Restaurante Sierra de Espuña. Un clásico en pleno corazón de la sierra famoso por sus carnes a la brasa, su pulpo al horno y el rabo de toro estofado. Las migas con tropezones las dejan para los días de lluvia, y los postres caseros son una delicia.

No puede faltar hacer una visita a Gebas y sus paisajes lunares, unos de los más sorprendentes de toda la geografía española. Un pantano de agua turquesa que deslumbra entre cráteres y barrancos espectaculares.

Mula

Continuamos por la RM-515 y llegamos a su punto más alto y más señorial, Mula. Aquí merece la pena parar con tranquilidad y disfrutar de todo lo que ofrece esta ciudad. Su conjunto patrimonial, cultural, gastronómico, y la naturaleza que la rodea, la hace una de las zonas turísticas más demandadas del interior de Murcia.

Sus calles tienen un punto anacrónico. Mula está en un valle muy fértil y cuenta con numerosos palacios y monumentos que son testigos del pasado de riqueza que vivió la localidad. Los monumentos que podemos visitar son el Castillo de los Vélez, la Casa Pintada y el Palacio del Marqués de Mena Hermosa entre otros. Ver las puestas de sol desde su castillo es todo un privilegio, y tomar unos baños en los Baños de Mula, una delicia.

Podemos pasar la noche en el área de autocaravanas de Mula. 5 plazas con una estancia máxima autorizada de 48 horas. Tiene desagüe y grifos para las autocaravanas. Estas 5 plazas están reservadas para AC, pero se puede estacionar en el resto del parking sin problema.

Una vez que hemos alcanzado el punto más alto empezamos el descenso hacia la costa. El primer pueblo en el que paramos es Aledo. Aledo es pequeño, medieval y entrañable. Tiene su castillo, ermitas, iglesias… El Castillo de Aledo es uno de los que mejor se conservan en la ruta. 

En sus alrededores encontramos el cañón del Estrecho de la Alguleja y la Cueva de la Mauta. La excursión por la cueva no requiere mucho esfuerzo físico, pero hay que ser un poco hábil para poder hacerla, ahora bien, merece la pena. Galerías subterráneas, acequias y rocas horadadas por el agua que dejan unos paisajes tremendos. Desde Aledo se llega por la MU-V-5033.

Parada imprescindible es Lorca y su castillo, la Fortaleza del Sol. Aquí se pueden ver espectáculos de aves rapaces, visitar la fortaleza y después disfrutar del casco histórico tranquilamente a pie. Para esto, lo mejor es dejar la AC en el parking que hay junto al depósito municipal de vehículos. Está a cinco minutos del centro andando. 

Águilas

Y ponemos rumbo a la costa. Cogemos la RM-11 y a 36 kilómetros nos topamos con la costa de la calma. Un camino de 28 kilómetros de costa, 35 playas y unas puestas de sol increíbles. Esta es la bahía de Levante. Dentro del pueblo de Águilas, el casco antiguo nos deja arte mudéjar como el de la fachada de su ayuntamiento, jardines preciosos como los de la plaza de España y el castillo de San Juan. De aquí podemos visitar los parques regionales de Cabo Cope y el paisaje natural de Cuatro Calas. Dunas fósiles, playas, acantilados… la cámara de fotos aquí no para.

Es el broche de oro para una ruta que nos deja una Murcia diferente. A los pies de su torre defensiva, contemplando estas calas todavía no muy descubiertas por el grueso turístico nos despedimos de Murcia.
Para pernoctar nuestra última noche tenemos un área, Camper Área Anibal, con 60 plazas y una tarifa muy económica por pernocta y cambio de aguas. Tiene duchas, lavadora y secadora, y está a unos 3 kilómetros de Águilas.

Síguenos en nuestras redes sociales para estar a la última del sector del caravaning, y no te pierdas las nuevas rutas de nuestro blog.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

OTRAS NOTICIAS INTERESANTES

ERWIN HYMER GROUP

Una autocaravana es mucho más que un vehículo.
Redescubre el placer de perderte con la tuya con #ErwinHymerGroup