Monfragüe en autocaravana

El santuario de los aficionados al Birdwatching

Águilas imperiales, cigüeñas negras, buitres, búhos o currucas son solo algunas entre la larga lista de aves que tienen su hogar en el Parque Nacional de Monfragüe, un espacio natural que hace las delicias de los aficionados al birding. Porque en este rincón de la provincia de Cáceres, mirar al cielo es todo un espectáculo. Por eso hoy os traemos una ruta por el Parque Nacional de Monfragüe en autocaravana.

Desde que fuera declarada ZEPA en 1991, esta Reserva de la Biosfera, en la que habitan más de 200 especies, se ha convertido en punto de encuentro de los amantes de la ornitología. Pero también es una cita ineludible para los aficionados a la naturaleza con todas las letras: es uno de los bosques mediterráneos más extensos, mejor conservados y con más biodiversidad.

Pero, ¿por dónde empezar? El parque se encuentra entre Plasencia, Trujillo y Navalmoral de la Mata, tres localidades que podemos aprovechar para conocer porque esconden tesoros en sus cascos históricos como restos de murallas medievales, catedrales o palacios que merecen la visita. Y una vez en el interior de la reserva que atraviesan el Tajo y el Tiétar, las opciones son muchas. 

La ruta

Plasencia es una población perfecta para tapear y además puerta de entrada hacia el Valle del Jerte o el Valle de Ambroz. Trujillo es una colección de joyas arquitectónicas y la cuna de numerosos conquistadores. Guarda un día para pasear por cualquiera de estas poblaciones es una obligación.

Para decidirse, la primera parada casi obligada es Villarreal de San Carlos, un pueblo de una sola calle, donde se encuentran los servicios de atención al visitante, que pueden orientarnos acerca de qué ver. Por ejemplo, dedicarse únicamente a disfrutar de paisajes extraordinarios como el que ofrece el llamado salto del gitano, donde se asientan entre riscos nidos de halcones, búhos y águilas. O tomar una de las rutas de senderismo señalizadas, como los 16 kilómetros que van desde el castillo de Monfragüe a la fuente La Parra. O, para los que prefieran caminar menos, el sendero circular que sale del arroyo de Malvecino, de unos 8 kilómetros. 

También podemos llegar con la autocaravana a estupendos miradores por carreteras asfaltadas. Incluso contratar rutas en 4×4 con guías expertos que se adentran a través de caminos vecinales hasta el corazón del Parque, viéndolo desde el alto de la sierra de las Corchuelas, e incluyen observación de la fauna y conocer los aprovechamientos de las dehesas y la ganadería.

Se elija la opción que se elija, olvidarse la cámara en casa es casi un pecado: las panorámicas que ofrece este espacio natural, con el atractivo de los pájaros sobrevolando los valles, son de postal. Una experiencia que siempre deja buen sabor de boca, por lo que los viajeros que repiten la visita año tras año no son excepción.

Dónde dormir

está prohibido acampar libremente con la autocaravana en el parque, pero hay dos campings donde podemos descansar y disfrutar de servicios básicos. Uno de ellos, el Camping Monfragüe, está en el propio parque, en el kilómetro 9 de la carretera Plasencia-Trujillo, en el municipio de Malpartida de Plasencia. Además de tener unas instalaciones excelentes y ser un buen punto de información, su restaurante es una de las mejores mesas de la zona. Es famoso por sus asados. Además, hay otra opción en el Camping La Chopera, en Plasencia, a unos 22 kilómetros.

Síguenos en nuestro Instagram para conocer todas las novedades y noticias del sector, y todas las nuevas rutas del blog.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

OTRAS NOTICIAS INTERESANTES

ERWIN HYMER GROUP

Una autocaravana es mucho más que un vehículo.
Redescubre el placer de perderte con la tuya con #ErwinHymerGroup