Cinco pueblos en el País Vasco francés

Pueblos en el País Vasco francés para recuperar fuerzas

Toca descansar de verdad, que este año, más que nunca, nos lo hemos ganado. Y contamos con una compañera perfecta para ayudarnos a hacerlo, porque nuestra autocaravana nos pone en bandeja miles de opciones. Una de ellas es recorrer el País Vasco francés, lleno de personalidad y con mucho más que ofrecer que la famosa Biarritz. Por eso os proponemos cinco pueblos en el País Vasco francés para recuperar fuerzas.

Hablamos de paisajes de montaña, de valles frondosos, de buena gastronomía, de su particular arquitectura… Pueblos como de cuento que se erigen en el lugar perfecto para descansar y reponer fuerzas respirando unas buenas bocanadas de aire fresco.

Ainhoa

Es uno de los símbolos del País Vasco francés, y es que Ainhoa, en su pequeña extensión, concentra la esencia de la cultura de esta zona. En la calle principal, casi la única de la localidad, se levantan caserones del siglo XVII típicos de la arquitectura local, con contraventanas de madera en rojos y verdes que alegran la vista también en los días grises. 

En el centro, la iglesia, el cementerio y el frontón, los tres elementos tradicionales de los pueblos vascos. Además, es un lugar perfecto para instalar el campamento base y organizar rutas de senderismo por los alrededores. En cuanto a dónde dormir, en el mismo pueblo encontraremos un camping

Hendaya

Es uno de los rincones más conocidos del País Vasco francés, y tiene su porqué. Hendaya está justo al otro lado de la frontera, cruzando el río Hondarribia, y cuenta entre sus alicientes con la espectacular playa de Ondarraitz, de unos tres kilómetros.  

Además, su litoral es único por las formaciones rocosas llamadas flysch, a las que se puede acceder desde los senderos que transcurren a lo largo de la costa.En ella podemos descansar en nuestra autocaravana, ya que hay un buen camping en la playa. Y en cuanto al pueblo, también tiene su encanto porque está repleto de casas de estilo vasco. Otra visita imprescindible es su impresionante castillo, el Château Abbadia.

Saint Jean Pied de Port

Quienes hayan hecho el Camino de Santiago francés conocerán bien este pueblo, famoso por ser la última etapa antes de adentrarse en España para alcanzar la subida de Roncesvalles. Saint Jean Pued de Port es otro de los preferidos de la zona por el espectáculo que supone para la vista sus casas de piedra rodeadas junto a fachadas blancas a ambas orillas del río Nive y rodeado de montañas. 

Se encuentra en el territorio histórico vascofrancés de la Baja Navarra, en la Nueva Aquitania, un lugar que también proporciona muchas opciones para los aficionados al senderismo. Cuenta además con un área para autocaravanas.

Espelette

Lo llaman el pueblo de los pimientos, y es que el Piment d’Espelette es todo un símbolo de la localidad. Los veremos nada más llegar, secándose en las fachadas blancas de las casas, también muestra de la arquitectura local. Se encuentra a unos 24 kilómetros al sureste de Biarritz, por lo que si queremos conocer esta famosa ciudad, podemos montar aquí el centro de operaciones.Hay un parking para autocaravanas.

Sare

Para quienes busquen un buen balcón a las costas, el pueblo de Sare es una estupenda opción. Rodeado de montañas que ejercen de estupendos miradores, es una localidad llena de encantos como la vía medieval que atraviesa el pueblo, sus puentes y lavaderos antiguos, que nos hacen retroceder a otra época, o la iglesia de Saint Martin y la Chapelle Sainte Catherine, del siglo XVII. Además, este pueblo es punto de partida de varias rutas senderistas. A la hora de descansar, también lo tenemos fácil porque cuenta con un área para autocaravanas.

¡Síguenos en Instagram y visita nuestro blog para conocer todas las rutas y novedades que os proponemos!

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

OTRAS NOTICIAS INTERESANTES

ERWIN HYMER GROUP

Una autocaravana es mucho más que un vehículo.
Redescubre el placer de perderte con la tuya con #ErwinHymerGroup