Diez ideas para disfrutar del Delta del Ebro en autocaravana

Planes e ideas para todos

Hay lugares que los viajeros describen con tantos adjetivos distintos que llegamos a preguntarnos si no serán destinos diferentes. Ocurre con el Delta del Ebro, un espacio tan extraordinario que es casi un pecado no conocerlo. Porque aunque haya sitios singulares repartidos por todo el planeta, este resulta tan especial que nadie que lo haya visitado lo olvida fácilmente. Una de sus particularidades es que ofrece tantos planes para descubrirlo que la dificultad está en cuál elegir y cuál desechar.

Aunque siempre podremos apuntarnos a todo. Sobre todo si viajamos en autocaravana, ya que hay varias opciones para descansar a lo ancho y largo del parque natural: campings como Ampolla, Ametla o Estanyet o áreas para autocaravanas como las de Abrobitga del Delta o la de La Casa de Fusta , en Amposta, son solo algunas de las opciones.

En cuanto a los planes, estos diez deberían estar en toda lista de un buen viajero:

Divisar flamencos en las lagunas

Es todo un espectáculo, incluso aunque ya hayáis disfrutado de él en otras partes del mapa. Observar los flamencos del delta del Ebro, además de otras colonias de aves que tienen aquí su hogar, merece por si solo una vista a este parque natural. De hecho hay itinerarios ornitológicos por el delta que nos dicen dónde ir.

Fuente: terresdelebre.travel

Ver atardecer en la Punta del Fangar

Hay una península en el norte del delta a la que solo podrás acceder a pie desde la que disfrutar de los mejores atardeceres en muchos kilómetros a la redonda. Hablamos de la Punta del Falgar, donde se encuentra el faro, un rincón apartado del mundo que no tiene desperdicio.

Fuente: eltiempo.es

Disfrutar del Ebro en kayak

Hay varias empresas que ofrecen la posibilidad de conocer el Ebro desde dentro subiéndote a un kayak, y es una de las actividades con más demanda porque la experiencia merece la pena. Impresiona surcar las aguas de un gran río como este.

Fuente: activiclick.com

Un paseo en bici

Se agradece los terrenos llanos cuando lo que toca es ir en bici, y es que esta es una de las mejores formas de conocer el delta del Ebro disfrutando de sus paisajes. Hay una ruta que tiene especial éxito entre los viajeros que llegan aquí por primera vez: la que bordea la Laguna de l’Encanyissada.

Degustar un buen arroz

Irse de este parque natural sin haber probado primero uno de sus deliciosos arroces tendría que estar penalizado de alguna forma. Los arrozales del delta son protagonistas del paisaje, y por eso no resulta nada extraño que aquí hayan depurado la técnica de cocinar un buen arroz hasta límites insospechados. De hecho, el arroz del Delta del Ebro cuenta con Denominación de Origen Protegida (D.O.P). Para chuparse los dedos.

Aprender a pescar

Los aficionados a la pesca encontrarán aquí un buen lugar en el que disfrutar de su hobby, pero también es un buen espacio para que los novatos se estrenen. Y en caso de que no se animen, también hay pescadores locales que enseñan las tradiciones de la zona y las famosas barcas de perchar para aguas de poca profundidad.

Fuente: espesca.com / tomscatch.com

Hacer kitesurf en la playa del Trabucador

A quienes les entusiasman los paisajes aislados, como de otro mundo, disfrutarán en esta playa a lo grande. Es un estrecho paso entre la península de Banya y una urbanización en la que las dos orillas llegan a estar a apenas 50 metros de distancia. Siempre corre mucho viento, por lo que es un buen lugar para practicar el kitesurf.

Fuente: tripadvisor

Practicar senderismo

Otra propuesta que no podemos perdernos es la de practicar senderismo conociendo a través de él la grandiosidad de este parque natural, porque hay rutas que son de verdad excepcionales. Puedes encontrarlas haciendo click aquí.

Visitar las salinas de la Trinitat

Hay que pedir un permiso especial, pero si programáis el viaje con tiempo no dudéis en hacerlo. Anualmente se sacan 25.000 toneladas de sal, y entre los tipos de sal más valorados que se producen se encuentra Flor de Sal, una sal pura, recolectada según técnicas tradicionales.

Disfrutar de las vistas desde la Sierra del Montsià

Nada cierra mejor un viaje que una panorámica de aquello que hemos visto, y disfrutado, durante toda una jornada, o varias. Por eso es buena idea subir a la Foradada, un agujero natural en la sierra del Montsià que ofrece las mejores visitas del Delta.

Fuente: viajares.es / entremontanas.com

¿Te ha interesado esta propuesta de planes? ¡Visita nuestra web para descubrir todas las opciones que te proponemos con tu mejor compañera de viaje: tu autocaravana.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

OTRAS NOTICIAS INTERESANTES

ERWIN HYMER GROUP

Una autocaravana es mucho más que un vehículo.
Redescubre el placer de perderte con la tuya con #ErwinHymerGroup